Rodrigo Karmy: “Este gobierno ha expuesto a la clase trabajadora para ser sacrificada”

En el marco de la crisis sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus, #CausasyBeats pone a disposición esta entrevista audiovisual, realizada por el cientista político Fernando Carreño (@FenaCarreno) y cedida a este medio digital para su publicación.

El entrevistado es Rodrigo Karmy Bolton, doctor en Filosofía, profesor e investigador del Centro de Estudios Árabes y del Departamento de Filosofía de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile.

Les entregamos algunos extractos de la entrevista y el video de la misma al final de la nota.

“A propósito de lo ocurrido el año 2009 con la gripe H1N1, sucedió una cuestión anómala, cuando la OMS declaró el carácter de pandemia de la H1N1 antes que cumpliera los requisitos que la propia OMS tenía habitualmente para declararlo. Lo que introduce la sospecha en relación al funcionamiento excepcionalista de la OMS y el porqué. Un dato clave es que la OMS, su letra M se refiere a su carácter mundial, que remite al cosmopolitismo estatal mundial, pero resulta que en los últimos 20 y 30 años ha habido un retroceso brutal del financiamiento de los Estados (13%), dejando un 77% para financiamiento privado de las grandes transnacionales y farmacéuticas. Y es así como para la H1N1 se fuerza a los estados a comprar el famoso Tamiflu.”

“Lo que está derrumbado es la noción de progreso, lo que significa que está clausurada la concepción moderna de futuro, lo cual implica que los gobiernos cuando llegan a administrar el aparato estatal, solo tienen un fin de administración per sé. Y por el lado de las tecnologías epidemiológicas, las tecnologías gubernamentales orientadas al control de las epidemias nunca han tenido por objetivo la cura de la enfermedad, sino la administración asintótica de un determinado mal.”

“Hay una dimensión geopolítica de primer orden que vemos aparecer hoy, hemos visto vehículos militares rusos en Italia, pueden aparecer en España, algunos gobernantes de Europa del Este ya están diciendo que les da lo mismo pertenecer a la OTAN, que lo que vale es ser amigo de los rusos o los chinos. En ese contexto, si bien los chinos no planificaron esta puesta en escena, han sido los únicos políticamente relevantes, capaces de aprovechar la oportunidad de la tragedia del coronavirus para instalarse geopolíticamente y catalizar la posición que han venido construyendo silenciosamente a partir de la mundialización del capitalismo financiero y su penetración reticular (forma de red, N. del T.). En ese sentido, el conflicto que presenciamos es donde los chinos aparecen con un halo de benevolencia y donde el paradigma autoritario parece haber tenido una mayor eficacia que el paradigma liberal-individualista.”

“Todos los países que hace 40 o 50 años tienen políticas neoliberales fuertes han fracasado en la contención de esta pandemia”.

“Todos los países que han estado en los últimos 40, 50 años con políticas neoliberales fuertes han fracasado completamente en la contención y administración de esta pandemia. Es como si esta pandemia fuera una anti-neoliberal. Países con sistemas de salud más poderosos, como España, Francia y Alemania han sufrido privatizaciones de sus sistemas de salud, y el caso de Chile para qué decir.”

“Lo que el coronavirus revela, en la medida que muestra lo que somos, es una sociedad hecha ruinas, un poder político totalmente destituido, una Constitución -que lo avala- completamente enterrada y un sistema económico deslegitimado. Esos tres componentes son la clave para entender por qué se ha generado este plus, donde un virus con letalidad pequeña, puede generar un plus de pánico y terror a gran escala. Pero este terror no es propiamente al virus, sino a la intemperie que nos encuentra, el vacío de gobierno, de los sistemas de salud. Chile, frente al coronavirus, se ha contemplado asimismo como un país a la intemperie, a merced de un poder que no controla. Y lo que ha ocurrido del 18 de octubre a la fecha no es un baño de realidad, sino una tempestad de realidad, un alcachofazo ha recibido Chile de tal magnitud que ha dislocado su concepción del espacio, del tiempo, de la historia.”

“Chile, frente al coronavirus, se ha contemplado asimismo como un país a la intemperie”.

“El problema del gobierno es que ha planteado esta situación bajo una terminología biomédica, pero en función de tecnologías policiales y militares, como el toque de queda, mandar guanacos en vez de médicos a Chiloé. Un gobierno pragmático y con altura de miras hubiera establecido una vinculación con los chinos o permitido que los cubanos demostraran cómo funcionaba el Interferón. Entonces han adoptado medidas como si estuviéramos en guerra, y una epidemia no es una guerra.”

“Un gobierno más políticamente centrado hubiera instalado una noción más de protección en vez que de seguridad, ese es el carácter criminal que tiene este gobierno, al instalar un paradigma de seguridad no solo para pensar las formas de organización civil en relación a la democratización que necesitaba el país el 18 de octubre, sino en relación a la protección que el pueblo le demanda y que este gobierno es incapaz de atender porque funciona bajo un paradigma securitario y no protectivo, que sería hacer cosas como las que hace el gobierno argentino u otros. Como por ejemplo, que los exámenes para el virus sean totalmente gratuitos para todos; confiscar temporalmente las clínicas privadas; parar toda la producción al menos una semana para proteger a la fuerza de trabajo del país, que es la clase trabajadora, la que ha sido puesta en el cadalso del sacrificio, para ser sacrificada.”

Just some placeholder content. Edit the module to change it.

Publicidad: