Vocero de Pedalea X la Calle: “La mejor ciclovía es la que no se construye”

Rodrigo Quiroz es arquitecto y portavoz de la agrupación de ciclistas urbanos que fomenta el uso de la bicicleta como un ejercicio político, social y sustentable. En entrevista con #Causas&Beats, revela los claroscuros de la nueva “Ley de Convivencia Vial” y destaca la causa histórica de las organizaciones ciclistas de “desincentivar el uso del automóvil particular y distribuir los espacios para generar ciudades a escala humana”.

Con más de 15 años de activismo por el uso de la bicicleta como medio de transporte y la democratización de los espacios urbanos, Rodrigo Quiroz Prieto es vocero de Pedalea X La Calle, integrante de LostBicitantes y ha sido partícipe de otras agrupaciones ciclistas, como Bicipaseos Patrimoniales y del Movimiento Furiosos Ciclistas, del cual fue vocero.

De un sabor agridulce ha sido para la ciudadanía la implementación de la recientemente aprobada Ley de Convivencia de Modos (popularmente conocida como de “Convivencia Vial”), normativa destinada a mejorar la relación de los distintos medios de transporte en la ciudad, pero que ha sido objeto de críticas desde los implicados en su cumplimiento: automovilistas, peatones, ciclistas y conductores de medios no motorizados.

Cabe destacar que quienes no cumplan con la ley son infraccionados con una multa de entre 0,2 y 0,5 UTM, es decir, entre 10 mil y 24 mil pesos aproximadamente.

¿Cómo califican y analizan la Ley de Convivencia Vial como Pedalea X La Calle?

Es un proyecto que por su concepción debió implementarse de una forma distinta. Si bien tiene como espíritu la protección a los más vulnerables del tráfico, posee ambigüedades normativas que provocan confusión al momento de tomar decisiones en la forma de circular y retrocesos en cuanto al uso de la bicicleta como medio de transporte por calzada.

Lo positivo es que tipifica a los ciclos como modos no motorizados, diferenciándolos del resto por velocidad y carrocería. No obstante, existe demasiada desinformación tanto del ciudadano como de quienes fiscalizan su implementación, quedando al debe por parte del Estado la implementación de un periodo de marcha blanca para que la sociedad comprenda su inicio legal.

¿Es cierto que esta normativa tuvo un origen ciudadano con el fin de democratizar el espacio público?

Cierto en el sentido que se trabajó con distintas organizaciones de la sociedad civil y el COSOC. Cualquier democratización del espacio público, por consecuencia, no solo debe ir de la mano de una ley, también deben existir voluntades y decisiones políticas en la distribución equitativa de los recursos fiscales, en un diseño vial que incentive el uso de modos de transporte sustentables y colectivos (caminata, bicicleta y transporte público), en la implementación de campañas de educación vial permanente para darle sentido al cambio, y por sobre todo, para generar conciencia en todos los actores involucrados.

¿Cuáles son las falencias de esta ley?

Un retroceso es el adelantamiento a ciclistas a 1,50 metros. La ley antigua obligaba a adelantar a todo vehículo, bicicleta incluida, por la totalidad de la pista izquierda, por tanto el espacio de seguridad se incrementaba en un mínimo de 3 metros. Otra falencia es que la ley sugiere circular por veredas cuando las condiciones climáticas o del pavimento no generen seguridad. El insistir en que la bicicleta como vehículo debe circular por calzada y compartir el espacio vial con los motorizados es una demanda que perseguimos hace décadas, dada la necesidad de desincentivar el uso del automóvil particular y distribuir los espacios para generar ciudades a escala humana.

“La gran mayoría de las calles sí están preparadas para permitir la circulación de vehículos motorizados y bicicletas, los que no están preparados son quienes por ignorancia desconocen a la bicicleta como un vehículo de transporte y provocan accidentes al mantener conductas irresponsables al conducir.”

La Asoc. Chilena de Municipalidades señaló sus reparos con la ley debido a que las calles no están preparadas para la implementación de la normativa, por falta de ciclovías. ¿Qué opinión tienen al respecto?

La mejor ciclovía es la que no se construye. Este concepto radica en que si existiera conciencia sobre el uso de la bicicleta como medio de transporte, al compartir las vías con otros modos, no debería existir esta segregación por la inexistencia de peligro al transitar. La gran mayoría de las calles sí están preparadas para permitir la circulación de vehículos motorizados y a tracción humana (bicicletas), los que no están preparados son quienes por desinformación o mera ignorancia desconocen a la bicicleta como un vehículo de transporte y provocan accidentes al mantener conductas irresponsables al conducir.

La ley busca “equiparar el espacio vial de todos los modos de transporte”. ¿Están de acuerdo con este enfoque o debe haber una mayor consideración por los ciclos o medios de transporte no motorizados?

(c) Claudia Soto.

Estamos de acuerdo con ese concepto, el problema es cómo se ejecuta esa implementación. Si se sigue privilegiando espacio público y recursos fiscales al automóvil, por ejemplo, el subsidio estatal de US$400 millones para la Autopista Vespucio Oriente, no tiene ningún sentido fomentar otros modos. Para desincentivar el uso indiscriminado del auto se debe: mejorar considerablemente el transporte público, diseñar soluciones de movilidad para bicicletas que entreguen seguridad a quienes las utilizan, ensanchar veredas para el uso de peatones, en consecuencia, quitarle espacio al auto para devolverlo a la ciudad.

¿Qué piensan respecto al sistema de multas asociados?

Ha quedado demostrado que el proceso de fiscalización está siendo desarrollado con absoluta desinformación y descriterio por parte de Carabineros; y hoy se busca más al ciclista infractor por no usar chaleco reflectante, que al automovilista irresponsable que provoca mayor daño en caso de participar en algún siniestro vial. La Ley de Convivencia de Modos tiene como espíritu la protección hacia los más vulnerables dentro de la movilidad (peatones y ciclistas), por tanto, la fiscalización debe enfocarse a controlar velocidades máximas, la distancia de adelantamiento a ciclistas, la distracción al volante, etc.

“Quienes utilizan la bicicleta en comunas rurales y peri-urbanas son partícipes hace décadas del paisaje urbano, heredando su uso por necesidad más que por gusto, prevaleciendo el sentido común por sobre el individualismo.”

¿Cómo analizan la efectiva implementación de la ley cuando se considera el desigual presupuesto de las comunas a nivel nacional, y además las diferencias en cultura vial en las comunas peri-urbanas y rurales en comparación con las netamente urbanas?

Existen enormes diferencias entre comunas rurales y peri-urbanas con respecto al uso de la bicicleta de las netamente urbanas, esto porque quienes utilizan la bicicleta en las primeras son partícipes hace décadas del paisaje urbano, heredando su uso por necesidad más que por gusto, prevaleciendo el sentido común por sobre el individualismo. En el caso de las comunas urbanas se hace primordial la implementación de la ley, no solo con infraestructura, sino con campañas permanentes de educación vial y concientización que haga prevalecer el hoy tan escaso sentido común por sobre el individualismo predominante.

El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones y los Gobiernos Regionales deberán darle prioridad a una distribución justa y equitativa de los recursos fiscales para implementar infraestructura vial en las comunas, ejecutando en todas las regiones la Encuesta de Origen Destino (EOD) como medio de reconocimiento al uso de modos.

Y las preguntas sello de #CausasyBeats. ¿Qué líder social o político te inspira? ¿Y por qué?

Clotario Blest es inspirador en todo sentido; por consecuencia, perseverancia, autonomía, voluntad y visión de futuro.

Escoge un disco o canción que identifique la causa por la que luchas en tu vida

Personalmente una canción que identifica la acción frente a la desigualdad que a diario vemos, no solo en el tráfico, sino a nivel de clases donde prevalece un interés creado hacia esa minoría poderosa que controla, manipula, financia, gobierna y utiliza la fuerza del Estado para reprimir y resguardar el establishment: “Lindo Momento Frente al Caos” de Fiskales Ad Hok.


Fotografía de portada: (c) autoría de Silvia Tayan.

Sitios amigos: