Malaimagen: “La derecha patriótica es fascismo y Kast un charlatán”

Guillermo Galindo Kuscevic es el nombre del reconocido dibujante de humor político que se hizo conocido con sus parodias gráficas a Sebastián Piñera y al programa Tolerancia Cero. Admirador de Guillo, además lidera Punkora, banda de punk que cumple 20 años de carrera, con seis discos a su haber y que cuenta con la colaboración de Ana Tijoux en su última producción “Paso en Falso”.

Por Ricardo Bustamante Pizarro.

“Dibujar fue el lenguaje que encontré para combatir la timidez que tenía cuando niño, era mi mejor forma de hablar”, señala Guillermo Galindo, de 38 años, o mejor conocido como Malaimagen, el dibujante de humor político y sátira que adquirió conocimiento masivo a través de sus viñetas publicadas en medios nacionales, y que hasta la fecha, ha publicado diez obras, las últimas cinco con grandes editoriales, entre ellas “Pan y circo. Las desventuras de la fauna política chilena” (2014) y “Dedocracia” (2017).

El diseñador gráfico también es vocalista y guitarrista de la banda de punk-rock chileno Punkora, y que respecto a la actualidad política se muestra preocupado: “En Chile hay movimientos que son neonazis y quieren ser partido político”.

Sobre esto y más en entrevista con #CausasyBeats.

¿Cómo se produce tu inquietud por dibujar?

Dibujar fue el lenguaje que encontré para combatir la timidez que tenía cuando niño, se me hacía natural dibujar, pues era una persona muy introvertida y hermética. Dibujar, inventar historietas, cómics, personajes era la forma que tenía de expresarme y entretenerme, comunicarme con los demás, era mi mejor forma de hablar.

Con el tiempo, en la adolescencia, empecé a interesarme en temas sociales que sentía más cercanos. Ahí empecé a meterme en un mundo en el que

(c) Guillermo Galindo

entré a través de la música contestataria, punk chileno, letras que entendía. Entonces cuando comencé a publicar mis dibujos en Internet inserté temáticas que me parecían relevantes, lo que se transformó en mi mini-tribuna de opinión dibujada y ahí mucha gente me empezó a conocer, ya con el humor político.

Cuando fueron las movilizaciones estudiantiles o con Piñera y Hinzpeter en el poder, ahí me pareció importante apoyar ciertas cosas y deslegitimar otras, ahí saqué viñetas en apoyo a los estudiantes o el aborto libre. Al principio había dejado la banda para la política y los dibujos para distracción, pero esos dos mundos se fueron juntando de forma natural y después ya era imposible separarlos. También me entendí yo mismo como una sola persona, como firmaba con un seudónimo, muchos no sabían que tenía una banda y al revés. Y en un momento entendí que no podía separar tanto esos mundos porque yo era una misma persona.

Empecé a publicar en 2007 los primeros dibujos de Malaimagen, al principio era humor absurdo, que habrá durado un año, luego entra Piñera y empezaron a salir muchos chascarros presidenciales, y después el 2011 fueron las protestas de los estudiantes, entonces sentí que podía apoyar desde los dibujos en lo que pasaba en el país y el mundo. Además el 2011 empiezo a hacer parodias del programa Tolerancia Cero y ahí me meto 100% en el humor político, me comienzan a publicar en The Clinic.

Revistas como Topaze, ¿fueron influencia en tu humor político?

No, no lo fue, porque cuando la conocí yo tenía 10 años, entonces no entendía los chistes ni de política. Para mí fue más influencia Mafalda, Asterix, Barrabases, Condorito, las revistas más de kiosko fueron más influencias que las de nicho clásico de humor político. Y el primer dibujante de humor político que me llamó la atención fue Guillo, como las que publicaba sobre la detención de Pinochet en Londres. Y de ahí empecé a revisar hacia atrás.

” El sarcasmo lo aprendí de la música, escuchando a cantantes como Jorge González, las letras de La Polla Records y Los Violadores”.

El sarcasmo, el humor negro y la crítica social es un elemento central en tus historietas como dibujante e influye en las líricas de Punkora, ¿hay elementos distintivos en ambos proyectos?

Entré a la banda escribiendo canciones, y el humor negro, el sarcasmo lo aprendí de la música, escuchando a cantantes sarcásticos, como Jorge González, letras de La Polla Records, Los Violadores. De ese lenguaje tomé mucho para aplicar en los dibujos, el humor que me hacía sentido, pues escuchaba música todo el día. La música y el dibujo eran distintos formatos que salían de un mismo cerebro. Creo que me influenciaron más letras de canciones que historietistas políticos chilenos, y eso es poco convencional me he dado cuenta, porque muchos piensan que vengo del mundo Topaze.

¿Cómo se dio esta colaboración musical en la canción “Carrera Política” con Ana Tijoux?

Ana me contactó el 2014 para hacer un videoclip de una canción de ella [“Todo lo Sólido se Desvanece en al Aire”], que dibujé, que fue la primera vez que hacía algo con animación. Desde esa época quedó la idea de hacer una canción con ella, pero nos demoramos en encontrar la forma, en la banda teníamos la discusión de tratar de inventar una canción rapeable, de nosotros adaptarnos, y yo creía que no era el camino, sino que nosotros hacer algo de nuestro estilo y ella adaptarse.

No hubo ensayos previos y ella se acopló, escribió la letra en el estudio, le dimos varias pasadas y quedó muy entretenida, luego hicimos el videoclip, fue entretenido trabajar con ella porque es muy talentosa y es muy curiosa en la música, le gusta hacer muchas cosas, tiene proyectos de tango (Roja y Negro), su banda solista, venía de Makiza, en su carrera solista ha hecho cosas muy distintas, entonces que se haya adaptado tan bien a una canción de nuestro estilo creemos que fue un aporte grandísimo.

El video fue una apuesta grande, lo trabajamos con gente connotada en lo audiovisual. En este disco tratamos de salir de nuestros propios moldes, no trabajamos con un diseñador del círculo punk para hacer nuestra caratula porque sabíamos lo que iba hacer, grabamos en un estudio donde somos la única banda punk, y lo mismo pasó con el videoclip. Llegamos al estudio Diluvio, donde trabaja Cristóbal León y Natalia Heisse y la idea era hacer algo distinto, entonces les dimos libertad creativa.

20 años de trayectoria no es un periodo menor. Tomando en cuenta lo reducido de la escena musical chilena, ¿cómo lo han hecho para mantenerse vigentes y han pensado radicarse el el exterior?

Para mantenernos vigentes hemos tocado siempre, no parar nunca de inventar canciones, discos y tocar. Nunca hemos tenido un receso. Llevamos seis discos de estudio y estamos trabajando en un séptimo. Radicarnos afuera nunca nos lo hemos planteado. El punk como escena es una cosa muy poco comercial, no creemos que la banda tenga un futuro afuera, no buscamos el mainstream ni éste nos ha buscado, a lo más hemos enviado discos a sellos de afuera. Y nunca hemos visto como algo real el vivir de la banda, es algo que hacemos paralelo a nuestros trabajos y vidas.

Cuéntame de los próximos conciertos que se vienen y del lanzamiento de su primer disco en vivo este año.

Vamos a tocar en agosto en Valdivia, y en ese mes sale también nuestro disco en vivo, que es un disco aniversario de los 20 años, por lo que fue un concierto extenso y tiene canciones de todas las épocas, unas 30 canciones. Fue grabado el año pasado en el Hangar Subterráneo, en barrio Franklin.

¿Han pasado por etapas distintivas en lo musical o ha sido un continuo?

La banda fue generando su estilo propio en el momento que se fue sacando las típicas influencias que tienen las bandas que parten muy jóvenes, con pocos conocimientos musicales y tocando covers. Nosotros partimos así también, las letras eran más básicas, más clichés y la madurez se fue logrando con los años y discos. Sin embargo, siempre hemos seguido una línea musical, el que nos escucha del comienzo no diferencia a la banda en distintos estilos, sino en épocas donde hemos sonado con letras más introvertidas, más pesimistas, las primeras eran más panfletarias. Después nos fuimos poniendo más densos, más oscuros, pero siempre ha sido un estilo muy nuestro, la gente lo reconoce.

“No se ven venir buenos tiempos, sino que cosas peores, y ahí es cuando la sociedad debe estar preparada para ponerle una barrera a esto. No se puede tolerar que vuelvan cosas que ya están superadas.”

¿Cómo analizas la actual realidad social y política en Chile? ¿Y ves algunos elementos que puedan implicar algún tipo de esperanza o cambio a nivel institucional?

Se ve negativo el panorama. En un país con la historia que tenemos, que nuevamente apueste por un gobierno de derecha, donde ahora se han

levantado personajes públicos más radicalizados, como (José Antonio) Kast, que apuesta a la ultraderecha, aunque lo niegue. Y esté la vuelta al fascismo a nivel mundial, que vuelven los nazis, que no quieren decir que lo son, ahora hay movimientos en Chile que son neonazis y que quieren ser partido político. Entonces se vislumbra bastante feo el panorama. No se ven venir buenos tiempos, sino que cosas peores, y ahí es cuando la sociedad debe estar preparada para ponerle una barrera a esto. No se puede tolerar que vuelvan cosas que ya están superadas. Como todos estos grupos que tratan de boicotear el Museo de la Memoria, como el ministro que hablaba del “museo del montaje”. Y los que gobiernan hoy creen eso, lo que pasa es que no lo pueden decir públicamente. Se le ponen miles de muletillas para hablar de la derecha patriótica y es fascismo finalmente.

En relación a eso último, ¿cómo analizas la emergencia de personajes políticos como José Antonio Kast, por un lado, y Beatriz Sánchez, por otro?

Beatriz Sánchez nace del cansancio que produjo la Concertación o Nueva Mayoria y de buscar esperanzas en nuevos liderazgos, y ahí surge el Frente  Amplio y la esperanza en los jóvenes, que nació del movimiento estudiantil. Y por otro lado, la radicalización de la derecha, que los que encuentran amarillo a Piñera empiezan a buscar un líder más facho y encuentran a Kast que tiene don de la palabra, pero es un charlatán. Tiene que ver con la búsqueda de otra cosa, es un país que pasando de Concertación a derecha y viceversa, la gente estaba aburrida.

¿Cómo ves el surgimiento del Frente Amplio como coalición?

Partió como algo esperanzador para mucha gente y se transformó en lo que se tenía que transformar, en algo más institucional, pues entraron ahí, fue el camino que ocuparon. Creo que hay intereses transparentes y genuinos en transformar las cosas, pero es difícil que se transforme en algo distinto trabajando desde el mismo lugar. Pero no sé que vaya a pasar con el Frente Amplio y no creo que Kast vaya a ser Presidente. Él puede desaparecer en años más, pero queda un séquito que cree que está bien hablar de la “raza chilena”, que cree que los migrantes son gente que viene aprovecharse de la salud pública, lo peligroso es el discurso del odio que propagan.

¿Qué sector político te da más material para tus dibujos?

Hay en todos lados, obviamente hay algunos que se exponen más. Piñera es indiscutible, pero cuando apareció el tema Caval saqué mucho partido de la figura de Dávalos y la relación con su mamá. Matthei cuando era ministra, también cuando nació el Frente Amplio dibujé mucho a Boric y Jackson. También hay personajes que son divertidos de dibujar, como Hugo Gutiérrez, Carlos Larraín, etc. Pero tiene que ver con su propia exposición, cuando trabajas con contingencia te basas en lo que está pasando, no invento historias, tomo lo que pasó y lo transformo en algo.

¿Te identificas con algún líder social, político, artístico o cultural? ¿Y por qué?

Jorge González. Porque siempre hizo las cosas a su manera, eso es muy auténtico, independiente de lo que esperan los demás. Es fácil caer en la comodidad de hacer lo que todos esperan. Por sus canciones buenas y canciones malas, por sus declaraciones buenas y malas, sigo su carrera de chico, fue el primer ídolo que tuve y encuentro muy destacable su vida porque es una muestra de los seres humanos porque es muy irregular, pero muy honesta y creo que las personas son así.

Escoge un disco o una canción que identifique tu causa.

“Ellos dicen mierda” de La Polla Records. Es una canción muy emotiva, tiene rabia y que dice “solo queda el fiel orgullo y por eso seguiremos de pie”, es una buena forma de afrontar la vida. No en el sentido de rencor, sino que uno debe sentir orgullo de lo que hace, de cómo se mantiene en pie ante los problemas y cómo avanzas en la vida.

Sitios amigos: